Blogia

María en el país de los mierdecillas

UN POEMA DADAÍSTA

<center><strong>UN POEMA DADAÍSTA</strong></center>

Sorpresa

Desconcierto

Risa

Repetición

Creativo

Sensación

Hoy me he dedicado a hacer poemas dadaístas con mis alumn@s de 1º siguiendo las instrucciones del maestro: Tristan Tzara. Ha sido distinto; relajado, sin gritos, creativo, divertido. Los que no suelen hacer nada o me miran con cara de mustios han trabajado, los que siempre quieren hacerlo perfecto, limpio, con sentido ... han aprendido lo importante que es dejarse llevar por el destino. TÚ ERES EL POEMA, SE CREATIVO. Ese es el leiv-motiv de mi tarea: el único objetivo, el sin sentido.Me estoy ganando una fama de extravagante inmerecida.

Últimamente, he levantado el pie del acelerador, y disfruto del viaje sin preocuparme por llegar pronto al destino (metáfora). Las cosas empiezan a ser distintas, será porque está más próximo el final... COSTA RICA. 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

EN EL TIEMPO DE DESCUENTO

<center><strong>EN EL TIEMPO DE DESCUENTO</strong></center>

Creo que siempre viviste en el tiempo de descuento, en los minutos finales del partido, donde todo puede pasar....

Te recuerdo de pequeña quejándote de que esa iba a ser tu última Navidad; vinieron las de los 80,conociste a tus cuatro biznietos... pero no llegarás a la de los 90, te quedaste en el intento. No nos podemos quejar: nos lo advertiste. Creí que no iba a ser la última vez que te viera, pensé que volverías a andar. Durante muchos años permaneciste ciego, aunque actuabas como si vieras de verdad, y eso te hacía parecer un genio.

Te recuerdo con tus monedas, billetes y sellos, intentando inculcarnos una amor a la numismática y a la filatelia, que no llegó jamás. Te recuerdo siempre igual, con la misma imagen, como si el tiempo te conservara eterno, abuelo,aún no me lo creo.

En los minutos finales se decide el partido, todo puede suceder en el tiempo de descuento. Esta vez, pierdo.

NUNCA DEJAMOS DE APRENDER

<center><strong>NUNCA DEJAMOS DE APRENDER</strong></center>

Nunca dejamos de aprender. Ésa es la mejor lección que les puedo dar a mis alumn@s, y que -a veces- la realidad me da a mí. El otro día -otro "capitulito" de tutoría- va una madre y me dice que su hijo no va a leerse mi lectura OBLIGATORIA porque en el mismo se invoca a los muertos, y ellos no quieren que lea sobre esos temas. No diré a que religión o secta pertenece, pero trataré de describir mi cara de sorpresa, de atónito, de boquerón de boca abierta, de "flipado"...

¡Madre mía! Hay gente que hila tan fino que la lía. ¿Y ahora qué? ¿Existe alguna lectura políticamente correcta para todo el mundo? ¿La literatura no es ficción y la vida no supera a la ficción, por ejemplo, con el ejemplo mismo? Y yo, con cara de besugo, y con el cerebro haciendo chispas, pensando: ¿dónde está la cámara oculta? No dejamos de aprender: que se lo digan a mi Ibiza, con la nueva raya que luce en la carrocería, porque otra vez olvidé la ley de impenetrabilidad de los cuerpos. Creo que hasta la muerte seguimos aprendiendo, o desaprendiendo lo aprendido, nunca sabemos lo que nos espera al girar la esquina y, cuando lo sabemos... ya nos hemos chocado con la farola.

Un día que no hayas amado o aprendido, es un día perdido.

COLECCIONES

<center><strong>COLECCIONES</strong></center>

Este puente de marzo, como me sobraba el tiempo, me puse a hacer limpiezas de armario. "Limpiezas de armario" es una expresión metafórica que hace referencia a esa agonía de volver a tu pasado y preguntarte: ¿lo tiro o no lo tiro?

Esto me ha hecho no sólo devanarme los sesos, sino también dejarme llevar por ideas advenedizas, como la de tirar mis colecciones infantiles-juveniles. La colección de llaveros, que heredé de un amigo, ha acabado en la basura, y lo peor... ¡mi colección de cintas! (cassettes para los puristas) habrá acabado en manos de alguno de los  que rebuscan en la basura. No hablo de simples retahílas, estamos hablando de unas 150 cintas, algunas de ellas imposibles de encontrar (¿quién además de mí se compraría la primera de Tortoise o de Everclear?). Y todo ha acabado en la basura...

Sólo me queda una colección digna de exposición: la de zapatillas. Tengo zapatillas de todas las marcas (Nike, Adidas, Puma, Asiccs, Gola...) y he tenido Converse, Reebook, Airwalk, Reef e incluso, Victoria (que ahora llevan las niñas pijas y yo las llevaba en campamentos con el chándal azul marino ... ¡qué pinta!). Todavía tengo espacio en el armario, no creo que me deshaga de ellas, aunque sí que aumente la lista. Cuando me marché de casa de mis padres, tiré mis viejas Adidas Gazelle -las de los conciertos, la de las salidas, la de las fiestas universitarias, las más  raídas- en señal de cambio de vida. País que visito, país en el que me compro un par de zapatillas. ¡Cada uno tiene sus manías!

MÓDULO INTERNET

No me he vuelto loca; es un trabajo que tengo que hacer y había que abrirse un blog, pero si ya tienes uno.... No lo uso pedagógicamente, aunque sí para mantener contacto con algún alumno o compañero. Os recomiendo que visitéis esta página.

Yo hice una unidad didáctica sobre Edgar Allan Poe y sus relatos terroríficos y para ello me serví del You Tube. Aunque la letra con sangre entera, la literatura también entra con la imagen, así que mis chicos de 1º de la E.S.O se leyeron "El Gato negro" y "El corazón delator" y después en clase vimos:

Y, después el referente cultural de todo alumno de la E.SO: Los Simpson

También escribimos la historia del gato desde el punto de vista del felino (salieron cosas muy curiosas) y relatos breves desde la conciencia del asesino.

RABIA

Nadie puede evitar sentirla cuando ve estas imágenes:

La rabia que se siente por los que le pasó a la pobre Marta, la rabia que se siente cada lunes por la mañana, la rabia que siento al abandonar los treinta años y sumar uno a la cuenta, la rabia que sentía la gente que abucheó al asesino de Marta, la rabia que hierve en la sangre cuando el telediario anuncia otra muerte a manos de su marido, de su esposa, de su novio, de su novia... La rabia que algunos alumnos sienten hacia sus profesores, la rabia que algunos profesores gastan por las mañanas. La rabia que transmiten los perros... La rabia de un hombre que defiende su casa.

DE SUSTANTIVOS, VERBORREAS Y OTROS ADJETIVOS

<center><strong>DE SUSTANTIVOS, VERBORREAS Y OTROS ADJETIVOS</strong></center>

Todo depende del cristal con el que se mira. Lo que para algun@s es "insoportable" para otros es "divertido". Si me preguntárais cual es mi categoría gramatical favorita (sustativo, adjetivo, verbo...) os diría que el sustantivo, por su capacidad connotativa; todo lo que sugieren los sustantivos.

Sin embargo, la gente va poniendo adjetivos por ahí, como si tuvieran la capacidad de etiquetar. Mea culpa, yo también lo hago, sobre todo cuando me dan las fotos de mis alumn@s a principio de curso: "¡vaya fauna!" -me digo- "este tiene cara de..", "éste ¿qué se ha bebido?" ... Lo cierto es que cuando los conozco -es lo bueno de mi trabajo, conoces a mucha gente- te das cuenta de que estabas muy confundido. No guardo mal recuerdo de ninguno de ellos; ni de los buenos ni de los malos, hay pésimos estudiantes que son personas maravillosas, no podemos negarlo.

Así que no hay que ir poniendo por ahí adjetivos, porque nadie está libre de culpa y se cae con demasiada facilidad en el insulto, vamos, que mejor que etiquetar es usar un buen sustantivo: no eres tonto, sólo dices tonterías; no eres maleducado, es que no tienes educación, no eres aburrido, sólo es que me produces aburrimiento en los oídos.   

¡VIVA LA VIDA!

¡Hacía tiempo que no pasaba por aquí! Será porque últimamente estoy dando rienda suelta a uno de mis vicios más confesables: los cursillos. Esta semana es tranquila, sólo me agobia el bombardeo de San Valentín.

Como trabajo en dos centros este año, a veces caer en las comparaciones es inevitable. No me gusta poner etiquetas: los niños bien y el mestizaje; el centro privilegiado y bienvenido al Harlem. No me siento bien ni en uno ni en otro, me explico: los niños bien no dan problemas, sólo dolor de cabeza, y "los otros" -me paso el día diciendo: "esto se lo conté a los otros..:"- la diversidad es divertida y de la misma familia léxica, pero supone un doble esfuerzo. 

El viernes me pasó algo sonrojante, que jamás -repito "jamás"- me ha pasado en ningún centro. El jefe de estudios del (llamémosle) centro periférico y sin tantos medios me dijo que creía que si las cosas funcionaban era porque yo era la tutora. ¡Madre mía! ¡Reconocimiento! En muchos centros que he estado no he sentido jamás eso. Y te pones a pensar en todos los trabajos que has tenido: algunos cutres (en el almacén montando "party-lights", en el estadio como repartidora-objeto), algunos mal pagados (en la Academia descubrí que se me daba bien esto) y algunos ni siquiera empezados (la FNAC y su chaleco se quedaron en un mal sueño).

Pero, nunca -repito, "nunca"- he sentido que me decían que el trabajo está bien hecho, y la cara que se me puso debe ser como la de mis alumnos cuando les digo: BIEN HECHO. Me da tan buen rollo como este temazo de Coldplay (Grammy merecido, ¡Bien hecho!):

ENREDADOS EN LA RED

<center><strong>ENREDADOS EN LA RED</strong></center>

Últimamente algo ha llegado  mi vida y la ha desbaratado de nuevo. ¡Puñeteras redes sociales! ¡Me estoy enganchando y no quiero!

Ya no es por lo de mis fotos de Nochevieja que corren junto a litros de vodka con sabor a ¿cereza? ¿zarzamora? ¿zarzaparrilla? -la camarera no sabía inglés- por la red, es porque me ha puesto en contacto con cosas que creí dejar en el pasado: los compañeros de colegio. ¡AAAAAAAAARRRRRRGGGG!

Todo el mundo habla de ellas, en "la ciudad del viento" dos grupos de muchachitos de colegio bien se zurraron por la foto que uno de ellos puso en su red. Los medios de comunicación siempre aportando y j..... : unos profesores han tenido que denunciar a sus pupilos por los insultos que estos escribieron -llenos de faltas de ortografía, seguro -en la red. En mi caso, puse la foto de una modelo y me salieron amigos de debajo de la moqueta, lo único bueno es que también me aceptó mi ídolo juvenil (Bono y Chris Martin todavía se lo están pensando, y Kurt Cobain, criando malvas, no está en la red).

Y yo me pregunto: ¿sirven para algo las redes sociales? Además de para perder el tiempo, hacer amigos falsos y cotillear como un obseso. Aún queda la esperanza; están extendiendo la búsqueda de una chica desaparecida gracias a la red. El futuro: no lo sé.

Yo también extiendo "mis virus" en mi red social real (y no virtual). Gracias a la lectura de varios cuentos de terror de Edgar Allan Poe, con detenida lectura en sus partes más truculentas, he conseguido crear una red de lectores de Poe.... BIENNNN.

BUENA-MALA-SUERTE

<center><strong>BUENA-MALA-SUERTE</strong></center>

Hoy, martes y trece, los tópicos se cumplen. ¡Vaya mañanita! Un XXXXX me cierra el coche y casi llego tarde a trabajar. Luego una "fragoneta" asesina casi se me lleva puesta, a mi y a mi Ibiza ... ¡pa´que contar!

En el mundo hay gente con estrella y gente que nace estrellada, gente con suerte y gente desafortunada, es mi versión personal de la filosofía oriental del yin y el yan. La vida es como la comida china ..... AGRIDULCE. Es decir no existe la absoluta felicidad, ni la eterna desgracia, dentro del bien está el mal, y dentro de todo mal, existe el bien. Esto llevado a mi vida cotidiana significa que ninguna desgracia es tan mala, y ninguna alegría dura para siempre:apruebo la oposición -ya van dos veces- y me quedo sin plaza, siempre que participo en concursos, gano.... gano premios que no quiero ni uso; como entradas de fútbol o baloncesto, o discos que no escucho. Cuando por fin me toca trabajar en Zaragoza es, posiblemente, el año que más me aburro, más me canso y menos tiempo tengo.      

Y la Tierra sigue girando, y la suerte viene y va, y hay días que te sientes una mierda y hay días en que todo sale bien, a veces te enfrentas al mundo y otras, todo va bien. ¡Y todavía no he encontrado un chino que tenga las galletitas de la suerte ésas! 

DESPROPÓSITOS DE AÑO NUEVO

<center><strong>DESPROPÓSITOS DE AÑO NUEVO</strong></center>

Todos los años empiezan igual en mi vida .... RESACA. La habitual resaca de año nuevo. Y encima "la Arroyito" con pruebas gráficas, ¡maldita idea de ir con cámara todas las nocheviejas! En alguna red social de moda, corren como la pólvora mis fotos, que no me hacen justicia ... ni pizca de gracia.

Todas las nocheviejas bebo cosas raras, lo que nadie pide en ningun bar: el año pasado homenaje al Licor 43 con piña de los quince años, este año vodka de cereza, y sí... -a pesar de lo que dije- deja resaca. Después te levantas con el tiempo justo para quitarte las legañas y calzarte las gafas de sol.¡Otro clásico de la época navideña! La comida con la familia política. A veces pienso si podría sentarme con las gafas de sol a la mesa y el ipod en las orejas ... sería más tranquilo. Ni comes ni bebes, evitas sentarte en el sofá para no caer en brazos de Morfeo y resistes entre el sueño y la pereza. Luego a ver a tu familia, con la que compartes sangre y apellido. Más de lo mismo... resiste hasta que puedas.  

Empiezo el año nuevo sin cortarme todavía el pelo, ya van seis meses, y cada vez que me levanto me parezco más a Tom Hanks en Naúfrago. Como proyectos del próximo año, no me propongo ni dejar de fumar, ni dejar de beber, ni volver al gimnasio. Este año ya tengo suficientes proyectos; con lo de la boda, me he hecho una experta en sopranos, banquetes, dj´s , orquestas, canapés, viajes por el mundo y regalos.

Más de lo mismo, OTRO AÑO:

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

HAY COSA QUE A VECES ECHO DE MENOS

+ POESÍA=+ MARÍA

<center><strong>HAY COSA QUE A VECES ECHO DE MENOS<p>+ POESÍA=+ MARÍA</strong></center>

Algo tendrían que contar las estaciones,
algo dirán las terminales de aeropuerto
los bares donde nacieron
cinco de nuestras canciones,
las noches en que (...) te decía nunca más.

 
Quedó algo de nosotros en esos lugares
en el lavabo de señoras y en el puerto
en la butaca del cine, en una boca de metro
y en todas esas esquinas que solíamos doblar.
Es una historia que se escribe en los portales
la breve intensidad de las primeras luces,
y los conserjes de noche
cuidan de los hostales
y todas las camareras que quisieron escuchar.

Algo tendrían que contar los escalones
con pantalones arrastrados por el suelo,
algo el asiento trasero que me ofrecía tu coche
y el humo del cenicero que acabó por rebosar.
Es una historia que se escribe en los portales
la breve intensidad de las primeras luces,
y los conserjes de noche
cuidan de los hostales
y todas las camareras que quisieron escuchar. 
Yo siempre estaba dispuesta,
es domingo por la tarde
la suerte es una ramera de primera calidad
y los conserjes de noche
cuidan de los hostales
y todas las camareras que quisieron escuchar.

Es una historia que se escribe en las postales
con la necesidad de madrugar los lunes. 
Yo siempre estaba dispuesta,
es domingo por la tarde
la suerte es una ramera de primera calidad
y los conserjes de noche
cuidan de los hostales
y todas las camareras que quisieron escuchar.
(Quique González, Y los conserjes de noche)

CADA DÍA, POESÍA, CON MARÍA

Después de estar todo el día escribiendo poesía con mis alumn@s de 1º de la E.S.O -ningun@ se ganará la vida con esto, me temo- y sabiendo que mañana, me harán dar clase hasta última hora (aquí, en la capital, no se lleva lo del festival navideño, ni lo del vino español, ni lo de "rascarse los ...") sólo me queda la poesía como sustento:

Qué extraño es de repente todo esto
cuando te pasa a ti: que se arruine la carne,
que el entusiasmo falle, esos dos baluartes
que jamás se rindieron, ni siquiera
cuando todo tembló en algún momento.
La realidad te alcanza, y el mundo te parece
un chicle masticado que molesta
retener en la boca sin sabor. Vas llegando
donde jamás pensaste que llegaras,
porque no piensa el joven seriamente
—y ése ha sido el regalo más grande de la vida—
que su destino sea el deterioro.
Es vulgar esta historia como aquellas
que leías distante en los versos ajenos:
otro hombre comprende que ha gastado
para siempre la parte más hermosa
y también la más breve de su tiempo.
Es vulgar esta historia,
y al mundo no le importa.
Lo que tiene de nuevo es que por fin
ese hombre eres tú.

(Vicente Gallego, Una historia vulgar)

¿TOREANDO A LA TUTORA?

<center><strong>¿TOREANDO A LA TUTORA? </center></strong>

No todo el mundo vale para ser profesor. No todo el mundo vale para ser padre o madre. Ésa es la teoría, porque la realidad es que impresentables hay en todas partes y bandos.

¡Nunca había gritado a un padre/madre en la horita esa de atención a padres que me "obligan" a ponerme en mi horario por ser tutora! Es el cuarto año que soy tutora, el único año que no lo fui fue en Ejea, sin duda, mi mejor año en este trabajo (¿por qué será?). Todos los demás años he disfrutado la cercanía con los chic@s y de la buena o mala educación de sus padres. Aún en la distancia sigo siendo tutora (¿Eh, Jeanette? Suspender 2 no es una alegría... ¡A remontar como el año pasado, amiga!) 

Me explico: en la balanza las experiencias son positivas, pero nadie va al cirujano y le dice como debe operarle, ¿no? Yo no tengo hijos, pero ahora soy la "tía María" y nunca, nunca, nunca dejaré que Lucía y Nico se conviertan en marionetas en manos de sus padres. Ya hablé de los "Dédalos" y me niego a hablar de algunos otros madres/padres, ni siquiera creo que todo deba llevarse al enfrentamiento profes vs. padres. Pero lo cierto es que muchas veces me he mordido la lengua, y hoy no me ha dado la paciencia y he explotado. Lo siento, soy humana y en la medida de lo posible justa y ecuánime, ni tengo manías ni tengo paciencia para aguantar que me digan como hacer mi trabajo. Y mucho menos, voy a decir lo que no pienso y lo que las pruebas no  muestran... Yo enseño y de paso, educo ... pero no quiero el peso del mundo sobre mi cabeza.    

APRENDIENDO A "DESAPRENDER"

<strong><center>APRENDIENDO A "DESAPRENDER"</strong></center>

Yo no he tenido lo que se puede decir una "biblia" en mi vida, y eso que estudié en un colegio religioso... ¡a veces me sorprendo valiéndome de historias de la Biblia para explicar algo a mis alumn@s! ¡Qué ironía!

Nunca he seguido las normas al pie de la letra ni he tenido una guía de supervivencia para los años venideros, pero últimamente creo haberla encontrado. Por casualidad, uno se choca con los libros y, luego, ellos nos noquean, durante días, durante meses, durante años, o toda la vida. Y es lo es lo que a mí me ha pasado con El profesor de Frank McCourt, la biblia para todo docente heterodoxo como yo. Basta con citar algunas frases:

  • "En lugar de enseñar, me dedicaba a contar historias"
  • "Entrar en un aula es toda una operación. ¿No podrían entrar tranquilamente en el aula, dar los buenos días y sentarse?"
  • "Llegar temprano es un error: tedeja demasiado tiempo para pensar en lo que te espera".
  • "Yo dudaba a menudo de si debía estar allí siquiera. Al final me preguntaba cómo había aguantado tanto".
  • "Ellos creían que yo estaba enseñando. Yo creía que estaba enseñando. Estaba aprendiendo. ¿Y usted se considera un profesor".

Este viernes hubo cena con las profes de Mallén; de ellas también "aprendo a desaprender".

NUNCA,NUNCA,NUNCA

BEBÁIS DEL MINI-BAR

<center><strong>NUNCA,NUNCA,NUNCA<p> BEBÁIS DEL MINI-BAR</strong></center>

Hay cosas que todos sabemos, vemos... pero no queremos reconocer.

Todo viene por lo de este puente. Como soy una hedonista, me he hartado de sauna, spa y gastronomía pirenáica en este puente. Estaba hasta las ..... XXXX (narices)de tanta evaluación, de tanta nota, de tanto examen,de tanta media, de tanta navidad vendida.

Hay cosas que son obvias por su propia naturaleza. Lo ves allí, al alcance de tu mano y piensas: ¿por qué no? F. ya me lo había dicho, pero yo soy muy terca. En los papeles del hotel ponía: "cortesía"  y por esa palabra yo entiendo "deferencia", y como el ser humano tiende a consumir sin medida todo aquello que no cuesta, le di rienda suelta.

Cual fue mi sorpresa cuando, al marcharme, la recepcionista me dijo que tenía que liquidar mi cuenta. ¿Mi cuenta? ¿Qué cuenta? -Por las bebidas. Ya se me empezaba a hinchar la vena: ¿eso es cortesía del hotel? Por lo visto, la cortesía también cuesta. Yo me hubiera quedado un buen rato discutiendo el origen filológico de la cortesía y lo que representa, pero F. me hizo el gesto de cortarme la cabeza y pagó la cuenta.

Aprendido: nunca volveré a beber del mini-bar ni a creerme lo que me cuentan.

YO,MI,ME,CONMIGO

<center><strong>YO,MI,ME,CONMIGO</strong></center>

Hay gente que no es capaz de salir de si mism@ y se pasa todo el día mirándose al ombligo. Egoistas, egocéntricos, cretinos... Sus problemas son los más importantes del mundo, los amigos deben correr a auxiliarl@s  cuando den un grito ... necios.

Yo no soy así -¡gracias dios mío!-de hecho soy capaz de salir de mí y habitar otros cuerpos (no, no he bebido). Se sienta en primera fila en mi clase de lengua, me mira siempre con unos enormes ojos sorprendidos, es tímida y una ávida lectora de libros. Permanece muy atenta a todas mis explicaciones, aunque le cuesta participar, sé que tras esa melena negra, larga, lacia se esconde una mente inteligente y despierta, llena de ficciones, sueños e ideales.También se llama María ¡Soy yo hace 18 años!

Es mi "mini-yo" en potencia y, aunque no soy de las de cogerles cariño a los alumnos (no pierdo ni un minuto en odiarles o en adorarles), como no tengo hijos, me veo reflejada en eso ojos vivos. Me muero de ganas de decirle que no se preocupe, que sus compañeros madurarán un poco más lento, que siga leyendo a todas horas, porque todas esas historias -Quijote, Lázaro, Robinson, Agatha, Alicia, Ulises...-te acompañarán toda la vida, que no se enamore de ese idiota que con 15 años te volverá loca ... Que pasarán muchos años, muchos libros, muchos chicos, pero que, al final, aparecererá El elegido (chico/libro/destino) y que lo que ahora parece difícil, luego se volverá en estúpidas cosas.

Pero, lo único que puedo hacer es ponerle la nota a "mi mini-yo", desde la objetividad de mi papel de profesora, y fantasear en secreto  con darle verdaderas enseñanzas de la vida y no de la gramática y la prosa

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

CURSEANDO, RECURSO, CURSILADA

<center><strong>CURSEANDO, RECURSO, CURSILADA</strong></center>

¡Me encanta hacer familias léxicas! Soy así. En fin si no sabíais de mí -tranquis que ya estoy aquí- es porque soy una adicta a los cursos (ya lo expliqué una vez).

Como este año estoy en casa, Kaótica D. me convenció para que nos apuntáramos a la escuela de idiomas. Tenemos un súper-plan: ella va un día y yo, otro, y luego... intercambio de apuntes. Bueno, pues el súper-plan ya hace aguas:Kaótica se ha pirado a las Palmas de vacaciones una semana, y yo me he apuntado a otro cursito. No os preocupéis, era de esperar: Kaótica y yo estudiamos cuatro años en la misma facultad y nos curtimos en el arte de pirarse las clases, pillar sitio en la biblioteca para no sentarse jamás, las ofertas en cervezas de los bares universitarios y las tardes primaverales en el estanque... ¡y conseguimos acabar la carrera! (dejándonos una pasta en fotocopias).

El cursito al que me he apuntado es de "competencias", porque ahora nuestros alumnos no tienen que ser ni listos, ni tontos, ni graduados, ni buenas personas, sino competentes. Y tiene gracia, porque yo como profesora soy una total incompetente: soy incapaz de sentarme en la silla del profesor, incapaz de no mancharme con la tiza, incapaz de tomarme a mí misma en serio e incapaz de no divertirme dando clases. Cada día hago más estupideces: como imitar a un Teletubbie para explicar el concepto de "mirar hacia delante".

Definitivamente soy cursidófila e incompetente.

DE MARIPOSAS, GUSANOS Y CAPULLOS

<strong><center>DE MARIPOSAS, GUSANOS Y CAPULLOS</strong></center>

A veces el lenguaje nos engaña. Sobre todo cuando se alían cabeza y corazón. Queremos poner palabras a sensaciones, a emociones, al dolor y al amor. Y entre las muchas palabras prosáicas que se nos escapan por la boca, están tonterías como "mariposas en el estómago", se me "sale el corazón por la boca", me "hacen chiribitas los ojos" y demás chorradas no dignas de mención.Pero, la realidad nos golpea con su crudeza; las mariposas vuelan, el corazón late siempre al mismo ritmo -y casi que mejor- los ojos no ven más que certezas, defectos y virtudes, sin imaginación. Y para desengañar al lenguaje, tiro de biblia filológica: el DRAE, que no reconoce como frase hecha la cursilada de la mariposa, y sí otras:

A otra cosa mariposa.

O sentencias del tipo: La felicidad es como una mariposa; si la persigues siempre está fuera de tu alcance, pero si te sientas y  la esperas se posará sobre ti.   

Así que capullos en proceso de ser mariposa, o ranas que nunca seréis príncipes, leed a Lope de Vega porque nadie como él definió el amor, aunque mintiese, porque todos sabemos que el verdadero amor es el del domingo por la mañana, en pijama, con legañas, bajo el edredón.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres