Blogia
María en el país de los mierdecillas

CINE

MAPA DE LOS SONIDOS QUE ODIO

<center><strong>MAPA DE LOS SONIDOS QUE ODIO</strong></center>

La vida para mí -ya os lo dije- tiene un sabor agridulce, por mi incapacidad de conformarme con algo, o por mi capacidad de perfeccionismo enfermiza. ¡Quién lo sabe!

Hoy, se juntan en un mismo día dos de las cosas que mas odio/amo: la oferta de vacantes para trabajar este año y el pre-estreno de la nueva película de Isabel Coixet; "Mapa de los sonidos de Tokio". Pero nada es todo blanco o todo negro, yo soy capaz de encontrar defectos y virtudes a cualquier momento. Por ejemplo, este año estoy en una situación en la lista de interinos que otros considerarían buena (para mí, todo es poco y nada es suficiente). En realidad, trabajaré otro año en casaaaaaaaaa -parezco E.T- sólo quiero saber donde exactamente.

En cuanto a la película, tengo la "caótica" suerte de que mi amiga A. trabaje en ciertos cines de "la ciudad del viento" con afición a estrenar cine independiente y de versión original (¡¡¡¡AHHHHHHHHH!!!!!) y comparta conmigo mi "coixetomanía". No sólo me invita al pre-estreno, sino que me ha llenado de "merchandaising" o mercadeo -en español- de la película hasta las orejas. Tengo palillos -¿chinos? o ¿serán japoneses?- para comer durante todo el año, marcapáginas, carteles....

Me encanta Isabel Coixet pero más, su cine. No puedo para de llorar con "Mi vida sin mí", o escuchar la banda sonora de "La vida secreta de las palabras". Mi favorita es su primera película en inglés, la más independiente y la menos conocida: "Cosas que nunca te dije", que habla de esas cosas que nos callamos, las que de verdad sentimos, y que cuando las decimos, ya es muy tarde. Pero la última, la de Penélope Cruz y Ben Kingsley, me dejó fría, mejor dicho, helada. Así que tengo muchas esperanzas puestas en este mapa. Por cierto que los sonidos que más odio son los del reloj cuando duermes, los de las palomitas masticadas por otro en la sala de cine, y los de los mamarrach@s que hablan por el móvil para que nos enteremos todos.

Uno nunca sabe lo que le deparará el futuro... yo lo sabré en unas horas.   

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

CAÓTICA M.

<center><strong>CAÓTICA M.</strong></center>

Anoche, gracias a caótica Dieste -ahí sí que tienes una película, Julio- vimos la nueva de Medem. Soy  de ésas "freekes" a las que les gustan ese cine tejido de casualidades, de azares, de imágenes potentes y guiones enrevesados. Aún así, me quedo con Los amantes del círculo polar o con Lucía y el sexo, antes que con la polémica La pelota vasca y esta mal concluida Caótica Ana.

La película plantea cuantas vidas tenemos. Estoy segura de que yo tengo muchas. En realidad, tengo NO-VIDAs; aquéllas a las que renuncié en el momento en que tuve que elegir. Una, cuando decidí no estudiar ciencias (lo siento, mamá); otra, cuando decidí no estudiar derecho (lo vuevo a sentir, mamá). También, la de todas las relaciones que dejé por el camino (creo que de muchas de ésas, me alegro de no habérlas vivido), cunado decidí desde la cuna no usar chupete, etc. etc. etc... y así, hasta el infinito....

Sin embargo hay cosas que conforman mi vida que yo no he elegido. Por ejemplo, en esta semana se decide mi destino y yo soy la que menos decido. ¿Dónde trabajaré este año? ¿A qué hora intempestiva me tendré que despertar este año? ¿Dónde daré con mis huesos cansados? Y en ese caos vivo, así que Medem aquí tienes materia cinematográfica para muchos minutos: "Caótico mes de agosto para un interino".    

DE ÚLTIMAS VECES Y OTRAS MEMECES

<center><strong>DE ÚLTIMAS VECES Y OTRAS MEMECES</strong></center>

Nadie nos dice que va a ser la última vez. Nada nos hace sospechar que va a ser la última vez ... y entonces, ¡ZAS! llega y se acaba, porque es la última vez.

Si hubiera sabido que era la última vez, me hubiera deleitado en el instante; hubiera detenido el tiempo; hubiera intentado retenerlo en el recuerdo. Aquella fue mi última vez.

Fui a los Multicines Buñuel a ver una película de esas que la mayoría no van a ver: Half Nelson.  Con un "estilo dogma" la pelicula nos muestra la miseria de un profe de colegio que fuma crack y cuya vida privada es un absoluto desastre... ¡por fin algo de realismo -aunque un poco "pasado de rosca"-sobre mi profesión! Una alumna tan poco ejemplar como el profe descubre sus miserias, y ...

Ya no importa si la peli me gustó o no. Hoy me he enterado de que han cerrado los Multicines Buñuel. Si lo hubiera sabido, hubiera disfrutado por última vez de su desilachada y envejecida butaca; me hubiera deleitado en los trozos de pintura que colgaban del techo del baño, y hubiera guardado en mi memoria el momento en que el único (y unitario) personal de la sala, después de romperme la entrada, me servía unas palomitas rancias.

Si lo hubiera sabido ... pero es otra sala de cine céntrica y "dejada" que  se cierra en esta ciudad, con alevosía y sin decir nada.

TODO TIENE UN PRECIO

<center><strong>TODO TIENE UN PRECIO</strong></center>

Últimamente estoy enganchada a una página de internet, de ésas donde puedes comprar casi cualquier cosa. En realidad, nunca compro nada, pero sacia mi morbo de saber que si tuviera 50 millones podría comprarme ese pisito de 40 metros reformado de lujo o ese Audi A 3 con pintura metalizada y, según su dueño, ni un sólo rasguño.

¡Tonterías!  A mí lo que me gustan son las cosas más "frikis": la mesa estilo oriental traída de la mismísima Thailandia, o el pequeño electrodoméstico que hace de todo, con ese nombre extranjero tan sensual. Lo que me gusta de esta página es que todos los vendedores son particulares y, sobre todo, que incluyen fotos: caseras, borrosas e, incluso, ¿trucadas?

Cuando aún estudiaba (ja,ja, ja ...) en unos de los cursos de doctorado vino una "especialista" a hablarnos de la ESCOPOFILIA, una enfermedad consistente en la necesidad de mirar, espiar, y que esa buena mujer atribuía especialmente a las películas de Buñuel. En fin, creo que sufro de ello: soy una "scopofílica" de internet. Me encanta mirar las cutradas de los demás.

MANDERLAY o HECHA LA LEY, HECHA LA TRAMPA

<center><strong>MANDERLAY o HECHA LA LEY, HECHA LA TRAMPA</strong></center>

Por fin pude ver anoche (en la "no tan maravillosa" y ochentera sala del Cine Maravillas) la última de Lars ... Von Trier, supongo. No sé si la calidad de la peli mejora habiendo visto Dogville ono, pero lo cierto es que me ha dado que pensar un rato, o no.

Para empezare diré que como todo el cine DOGMA es, y debe ser, pura ideología: la democracia no está bien, el totalitarismo tampoco, ¿entonces, qué? Por lo visto (anoche) América se construyó sobre los cimientos sangrientos de la esclavitud, ¿o fueron los americanos los que construyeron a los esclavos? No me queda muy claro, la verdad. Prefiero ver a Björk desgañitándose colgada de una soga que tanto mensaje político. Será que me va más el cine social.

Por otra parte, es graciosos ver como el DOGMA se ha institucionalizado, teniendo como artista invitada a LAUREN BACALL, hecha un "callo malayo". Eso es cine contra el sistema y lo demás son tonterías, ja. 

PUNTO DE PARTID@

<H2><center>PUNTO DE PARTID@</CENTER></H2>

El otro día fui a ver la última de Woody, como casi siempre me encantó. Esta semana también ha ocurrido otro acontecimiento que me impactó con la misma intesidad, y que paso a relatar:

(Llamada de teléfono)

-Hola, ¿María?

-Sí, soy yo (uh, ¡qué misterioso un número que mi móvil no reconoce, a estas horas tan intempestivas!)

-Soy XXX. Fuimos Juntas al colegio, hace más de quince años.

- Ah, sí, claro. (¡Miente, bellaco!)

- Vamos a hacer una cena.

- (¡Mierda!) Claro que iré. Cuenta conmigo. 

Empiezo el año bien; teniéndomelas que ver con mis antiguas compañeras de parvulario, teniendo que esconder mis fracasos, teniendo que aguantar sus rollazos. Entonces, ¿por qué dije que iría? Supongo que -como explica Allen en su película- en la vida hay momentos decisivos que definen lo que vendrá a continuación y, a veces, simplemente, no nos damos cuenta de que es mejor decir que NO

Desde aquí os recomiendo vivamente ir a ver Match Point y no acudir a fiestas de ex-compañeros.

CABEZA BORRADORA

<center><strong>CABEZA BORRADORA</STRONG></CENTER>

Este fin de semana me he ganado el título de esta interesante película de David Lynch. Tres, han sido tres, las películas que me he "tragado" y de las cuales paso a hacer una breve sinopsis y su correspondiente comentario sarcástico:

 La vida secreta de las palabras:¡atención! Consejo práctico: no comprar palomitas para esta peli, se os atragantarán, seguro. Isabel Coixet vuelve a la intimidad de unos personajes desgarrados -que frecuentan como siempre las lavanderías- y que viven en lugares aislados; esta vez no es una caravana, sino una plataforma petrolífera. Peroo el tema es duro, muy duro, tanto que cuando sales del cine no hablarás de la película.

El método:película entorno a cómo nos explotan las grandes empresas, convirtiéndonos en esclavos de absurdos procesos de selección, que en mayor o menor medida, todos hemos experimentado. Los actores están muy bien, y el director sabe aguantar la tensión de cabo a rabo. Pero, ¡ojo!, después de verla os darán ganas de quemar cualquier edificio de multinacional extranjera, fijo.

Los edukadores: para acabar con mi semana revolucionaria, una peli que habla de cambiar las cosas, sobre todo si eres joven - y un poco raro-. La peli nos muestra como el Mayo del 68 quedó muy lejos, y como los modos de reaccionar han cambiado. Después de verla, os apetecerá secuestrar a Bill Gates y desmontarle el ordenador.

En fin, éstas son mis sugerencias para que paséis todo el fin de semana confusos, porque creo que mi cabeza ya ha batido tanta historia y, quizás, borrarlas serán lo mejor para que no afecten al sistema. Definitivamente, lo bueno si breve, dos veces bueno. 

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

ESTAR GUAAARSSS

<center><strong>ESTAR GUAAARSSS</strong><center> Soy uno de los miles de millones de personas que han visto la última de "La guerra de las Galaxias". Soy uno de los miles de millones de billones de personas que se han tragado la saga entera. Soy uno de los miles de millones de trillones de toda la galaxia que va al cine a ver la última entrega de la trilogía cinematográfica de turno, para verlas todas, y ... definitivamente no me gustan.


De la 2ª del "Señor de los pestiños" sólo recuerdo la ansiedad que sufrí porque necesitaba ir al baño con urgencia -otra vez, me había pedido el tamaño "normal" (y extratosférico) de bebida- y los tíos, elfos mejor dicho, venga a pasear por una lago.

De la última de "Matrix" sólo me quedo con lo impresionante que me parecieron los efectos de sonido: F. se quedó dormido desde el minuto 1, roncando como un oso, ¡y eso que estábamos al lado del altavoz!

En fin, que a mi no me gustan todas esas sagas, pero también soy víctima de tanto mercantilismo y tanta publicidad, y tanta bazofia en entregas. La princesa Leia siempre llevará ensaimadas en la cabeza, y Yoda es un oistacho revenido.


P.D: una escepción de todo lo dicho; la saga del "Padrino"

¿HAY VIDA DEBAJO DEL AGUA?

<center><strong>¿HAY VIDA DEBAJO DEL AGUA?</strong></center> El otro día-del espectador- fui con Miss Buñuel a visionar"Life acuatic", una peli muy interesante y experimental. Desde que la vi, me rondan por la cabeza todas las películas que he visto cuya acción se desarrolla bajo el mar.
Y aquí viene la reflexión: ¿por qué todas dan miedo? Yo soy de la generación de "Tiburón" (con sus degenerativas y degeneradas continuaciones: II, III,IV y ¿V?) y por lo tanto, una víctima más que ya no se volvió a bañar con tranquilidad en las horteras playas de Gandía, Miami playa -que no Beach- y Oropesa del mar.

También sufrí los efectos secundarios de "Piraña" -y no me refiero al chico "entrado en carnes" de Verano Azul (que traumatizó más a madres que a hijos, creo)- después de ver esa película, mis veraneos de campamentos ya no fueron lo mismo.

De la filmografía más reciente cabe destacar: "Deep blue sea" -donde la muerte de Samuel L. Jackson es magistral, ¡al tiburón sólo le falta hacer una pirueta!- y "Open water".

A diferencia de todas éstas, "Life acuatic" es una película vital, llena de humor -aunque sea absurdo- y es de agradecer que por una vez, el que la acción transcurra debajo del agua no sea sinónimo de miedo. Por cierto, muy interesante la visión que da de la vida en un submarino, pero me sigo quedando con "20.000 leguas de viaje submarino" (el libro, claro).

DESDE AHÍ FUERA ... NOS VIGILAN

<CENTER><STRONG>DESDE AHÍ FUERA ... NOS VIGILAN</STRONG></CENTER> Hace tiempo que quería advertiros, pero no a costa de despertar un clima de crispación -para eso ya está el ministro Bono-. Hace algo así como un mes, descubrí -gracias al maravilloso programa de estadísticas Nedstat- que desde el Congreso de los Diputados habían entrado en mi blog.

Debo reconocer que al principio me asusté; me gusta tener enemigos, pero no en el poder. Al poco tiempo, fui atando cabos, y descubrí que yo era una víctima más de la conspiración judeo-masónica en contra del grupo (P)risa, y más concretamente, contra una página web llamada Los Genoveses . Tras esa página se ocultaban unos insurgentes en contra del PP, y yo inocentemente tomé una foto para ilustrar uno de mis artículos, entrando así de lleno en la encrucijada del poder...

Como véis, no estamos solos en la blogosfera ni libres de los medios de manipulación que dominan aquí fuera. De hecho, noto últimamente cierto interés de la prensa escrita por los "blogs"; desgraciadamente, quieren ponerlos de moda, y algunos incluso osan en llevarlos al papel -gratuitamente, claro, ¿o Qué?-. Os recuerdo que todo lo que está de moda acaba por desaparecer, que se lo digan si no, al Tamagochi, los chats, la Vaporetta, etc ...
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

EL CONSULTORIO DE LA DRA. MARÍA

<center><strong>EL CONSULTORIO DE LA DRA. MARÍA</center></strong> Hoy, se nos presenta el caso de... digamos, N.R.D, que está perdidamente enamorada de un amigo. En la primera sesión, en mi consulta "barítima", le aconsejé dosis de indiferencia y le receté pastillas de "evitación". Todo ello bajo un leiv motiv :
"si sufres, plantéatelo el próximo domingo".

El paciente respondió bien a la terapia y consiguió recibir llamadas del sujeto en cuestión, lo cual produjo en ella efectos secundarios de gran ilusión.


Pero hace unos días toda la terapia se fue al carajo: ayer se lo encontró, y tras horas de indiferencia, recayó : envió un msm, proponiéndole ir al cine.


Os invito a que dejéis comentarios de apoyo a N.R.D
en mi weblog.

"¡OLVÍDATE DE MÍ!"

¿Habéis visto la última de Michel Gondry? Os la recomiendo vivamente, incluso a aquéllos a los que Jim Carrey les produce urticaria (no parece él -os lo juro- podréis superar las experiencias traumáticas de "La máscara", "Ace Ventura" y un largo etcétera).

La cuestión no es ésa, lo que me lleva dando vueltas a la cabeza toda esta semana es el tema: ¿podemos olvidar todo lo que nos hizo daño?

Si fuera así, todos nuestros actos no tendrían repercusión -ni en el otro mundo, ni en éste-porque podríamos eliminarlos con una terapia del sueño en la que, al despertarnos, no tendríamos recuerdos. Y en cierta manera, nuestros políticos quieren que perdamos la memoria; por eso plantean borrar las cuatro cabezas moriscas del escudo de Aragón, o dar el indulto a Vera y a Roldán.

Pero olvidanque el ser humano se asienta sobre su memoria, y que se aferra a sus recuerdos, por la absurda necesidad de conservar cosas. Por eso, yo guardo todos tus mensajes en mi móvil, y las entradas del cine... y si algún día, quiero llegar a borrarte de mi cabeza, me quedarán esas pequeñas cosas que son las que cuentan.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres