Blogia
María en el país de los mierdecillas

"RESETEANDO"

<center><strong>"RESETEANDO"</strong></center>

El verano se acaba y con el verano muchas cosas más. Es lo que he venido a llamar "RESETEAR": como cuando -¡de repente!- estás escribiendo en el ordenador y ... ¡ZAS! ... todo se va (o el Blogia que cuando vas a publicar, se cuelga ¿EHHHHHHH?). Es como cambiar la ropa del armario porque llega otra estación o romper todas esas fotos (pecados de juventud) que nos avergüenzan.

En realidad, no todo se borra de nuestra Memoria RAM.

Algunos recuerdos van a los Archivos Temporales; quizás serán recuperados más adelante, como un agradable vestigio de lo que pudo pasar. Otros -los más dolorosos- van directos a la Papelera de Reciclaje, para intentar olvidarlos o, por lo menos, para no verlos en el escritorio sin parar. Yo, de este verano, me quedo con las maravillosas playas de Menorca (véase la foto), el modelo "pareo-scout" que he tenido que usar para llegar, el azul-turquesa de sus aguas y el rojo-anaranjado de sus atardeceres. Lo demás (al apartahotel, el avión, etc...) se puede "resetear".

Son nuestros recuerdos: para recordar o para torturar.  

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

6 comentarios

Anónimo -

todo esto es precioso tkm ta

MPS -

¡Qué bonito es volver y ser tan bien recibida! Por partes: 1. A la niña gusana: bien hecho,resetea hasta el próximo buen recuerdo
2. A Nuria: tienes razón he vuelto muy filosófica, pero seguro que cuando empiece a currar se me pasa pronto... es el asueto.
3. A Patricia: ¿Elegir? ¿Qué es eso? Jugar a la ruleta rusa es más parecido a lo que hacemos... Suerte.
4. A M. Ángel: Veo que tú también estás pasando un buen verano, ahora viene lo malo o lo bueno. Suerte.

MIGUEL ÁNGEL LONGÁS ACÍN -

Querida María: Con respecto a la frase "son nuestros recuerdos: para recordar o para torturar", puedo decirte que a mí los del inolvidable y pasado curso 2006-2007, transcurrido con vosotros en el instituto, me han venido "torturando" durante todo el verano, en el sentido de que, como ya te dije en su momento, fui intensamente feliz con todas vosotras y con todos vosotros, tanto dentro como fuera del centro, tanto en clases, guardias y reuniones como en nuestras fiestas zaragozanas. Esto es algo que todavía no me había ocurrido, pero ya sabes que soy poeta y, quizá por ello, persona nostálgica, romántica y sensible donde las haya. Para acabar, te envío un cariñoso recuerdo desde la bella e incomparable ciudad de Santander, donde me encuentro hasta que tengamos que ir a firmar nustro contrato en Zaragoza, Huesca o Teruel. Ojalá tengamos suerte y nos volvamos a ver, antes de junio de 2008, claro está. Hasta pronto, María.

Patricia -

Yo resetearía esta semana del pánico o mejor: "cómo se deciden tus próximos meses -madrugones, alumnos, asignaturas, estudiar+o-, diversos/no diversos..." ¡pero qué te voy a contar que no sepas!
Que tengamos mucha, mucha suerte... A mí me hace mucha gracia cuando la gente dice "elegir"... Yo sólo pienso en qué me van a dejar...
Hablaremos o nos veremos en los próximos días. Lo dicho, mucha suerte.

Nuria -

¡Qué bonita la foto, maría! bienvenida a casa, otra vez. Si que has venido filosofica: "Son nuestros recuerdos: para recordar o para torturar" un besico

niña gusana -

Yo guardo esas fotos o pecados de juventud, como tú lo llamas... y cuando nombras eso me viene a la cabeza una en concreto... Seguro que a ti también. No hace falta que te nombre la palabra armario, ¿no? Jeje...
Aparte de eso, yo este año he hecho mucha limpieza de archivos (y más que tengo que hacer). Primero los dejas en los archivos temporales, pero luego acabas mandándolos a la papelera de reciclaje. Como cuando bajas algo al trastero porque te da pena tirarlo, pero sabes que nunca más lo vas a usar y que el siguiente paso será tirarlo a la basura.
Yo, de mi verano, me quedo con un montón de cosas agradables. Desde el "mono" de playa que tenía acumulado desde hace... 5 años... hasta las risas que me he pegado en cualquiera de los dos viajes. Memorables, sin duda.
Para resetear, mi depresión posvacacional que intento llevar como buenamente puedo.
Sitos
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres